El ministro de energía y Minería marca las prioridades de sus últimos seis meses. En ambas áreas espera cimentar planes de largo plazo que trasciendan a la actual administración. En minería, cree factible discutir la tributación sectorial, pero sostiene que no es el momento.